Bob Dylan, un museable premio Nobel de Literatura

bob dylan

A punto de cumplir 80 años se anunció que Bob Dylan tendrá su museo en 2022 cuando se inaugure en Tulsa, Oklahoma.

El Bob Dylan Center contará con más de 100,000 artefactos exclusivos que abarcarán 60 años de su carrera que ha sido diferente a la de otras muchas mega-estrellas por un elemento, la intelectualidad de su lírica.

Un año antes de que pueda visitarse el museo ya es mencionado como un tesoro cultural.

Un museo suena a sueño terminado, pero en casos como el de Bob Dylan permiten, en un simple recorrido, comprender lo que significó una época, un acontecimiento o un hombre.

Una sola observación justifica que su vida sea “museable”, si cabe el vocablo inexistente.

Premio Nobel de Literatura en 2016

“¿Un Premio Nobel para Bob Dylan? Es el fin de la literatura. El extravagante Premio Nobel de Literatura otorgado al cantautor estadounidense supone una afrenta para los literatos de todo el mundo y abre inquietantes posibilidades”, comentó Alberto Olmos, escritor español.

“Uno de los poetas más brillantes del siglo, un hombre que hace que nos miremos a nosotros mismos, que nos emociona y nos hace sentir cosas que no sabríamos transmitir de otra manera.” opinó el director de cine Martin Scorsese

“Un hombre lo más viejo que puede ser un hombre joven, y lo más negro que puede ser un hombre blanco.”, según Eric Clapton.

“Nunca he comprendido por qué le gusta a la gente. No sabe cantar”  según estimó el fallecido Truman Capote.

Como se nota los museos para una persona como Dylan nacen además de las más intensas y universales polémicas: Las que hablan sobre un talento.

¿Te gusta lo que est{as leyendo? Súscríbete a nuestros boletines!

Una colección Invaluable de Bob Dylan

El Centro Bob Dylan incluirá para dilucidar la querella manuscritos líricos, grabaciones y presentaciones de películas inéditas, fotografías raras y más.

Será el lugar público dedicado al artista y contará con exposiciones permanentes, temporales e itinerantes.

Dylan vendió recientemente los derechos de publicación musical de todo su catálogo a Universal Music Publishing en un acuerdo histórico.

Su álbum más reciente, Rough and Rowdy Ways, salió el año pasado.

El centro curará y exhibirá una colección invaluable, grabaciones inéditas de estudio y conciertos además de instrumentos musicales.

Sus canciones estarán en las mentes de los visitantes del centro y en los altavoces. Probablemente aquellas que no se consideran obras maestras sino obras más populares.

En el rango estará Blowin’ In the Wind (1963)

Dylan, casi recién salido de la adolescencia, ya se había convertido en una figura determinante de los 60. Lo hizo en 1963 con ‘Blowin’ In The Wind’ una canción folk que trata sobre los rincones ocultos de la  vida.

Like a Rolling Stone, su mito escrito en 1965  es de alguien que rueda solitario.

Mr. Tambourine Man es difícil, insinuante y llena de metáforas que solo puede explicar probablemente el compositor.

 Pero se acerca a la magia de las palabras que justifican galardones.

Hey, Mr. Tambourine man play a song for me

I’m not sleepy and there is no place I’m going to

Hey Mr. Tambourine man play a song for me

In the jingle jangle morning I’ll come following you

Though I know that evening’s empire

Has returned into sand

Vanished from my hand

Left me blindly here to stand but still not sleeping

My weariness amazes me, I’m branded on my feet

I have no one to meet

And the ancient empty street’s too dead for dreaming

———-

Hey, Señor Pandereta, toca una canción para mí,

no tengo sueño y no voy a ninguna parte

Hey, Señor Pandereta, toca una canción para mí,

en la ruidosa mañana vendré siguiéndote

Aunque sé que el imperio de la noche

ha vuelto a la arena,

(se ha) desvanecido de mi mano,

me ha dejado a ciegas aquí, pero todavía no me duermo.

Mi cansancio me asombra, estoy clavado a mis pies,

no tengo a nadie con quien encontrarme,

y la antigua y vacía calle está demasiado muerta para soñar.

Música Inside

Entradas relacionadas

Deja tu comentario